Divulgación dinámica: ¿Qué es literatura y para qué sirve?

¿Qué es literatura?

La literatura es un concepto ambiguo que a la hora de debatir crea polémica. Esto es debido a que no tiene una definición propia que englobe la magnitud de sensaciones que despierta. A lo largo del tiempo diversos autores han expresado su idea de lo que viene siendo literatura:

“La literatura no es otra cosa que un sueño dirigido”. – Jorge Luis Borges

“La literatura es una expresión de la realidad, además de ser eso que se ha dicho muchas veces: una forma de conocimiento”. – Octavio Paz

“La literatura, es una función lúdica del espíritu, en la que el escritor juega con el lenguaje, creando imágenes para recreación de los lectores”. – Kant

“Literatura es el ansia de la inmortalidad, dando por hecho que al escribir con el deseo de ser leído,se escribe para la posteridad”. – Sthendal

“Arte que emplea como medio de expresión la palabra hablada o escrita”. – María Moliner

“La literatura, como el arte, es una de las formas más altas de conciencia, es una forma de conocimiento y de autorreconocimiento”.– Joaquín Zirau

En mi opinión, literatura es todo texto construido mediante el uso de un estilo que da prioridad a la belleza estética a la hora de narrar los acontecimientos. Optando de este modo por el uso de diversas, recursos estilísticos y herramientas lingüísticas que otorgan cierto ritmo y belleza como bien pueden ser las metáforas, la hipérboles y aliteración.

¿Para qué sirve?

 

En lo que respecta a la segunda parte de la pregunta, para qué sirve tendríamos que tener en cuenta tanto escribir literatura como leer literatura:

 

Escribir literatura es un proceso que va ligado a leer literatura. Es imposible escribir bien sin tener en tu bagaje un cúmulo de lecturas que hayan enriquecido tu vocabulario y de manera silenciosa te hayan proporcionado estrategias para a la hora de ponerse a escribir elaborar un buen texto. Por tanto, escribir literatura a pesar de estar mejor visto y tener ese chic glamuroso, podemos afirmar que es una actividad secundaria que ayuda a mediar contigo mismo al realizar una especie de exorcismo de sometimiento voluntario que te lleva a los infiernos donde viven latentes frustraciones, deseos, sueños, miedos, fantasías…Volviendo de ese mundo de tormento trayendo contigo una reconstrucción de anhelos insatisfechos con el que crear un texto revelador en el cual se mezcla realidad y ficción, pues traslada un estado anímico a una batidora como si el amor, desamor, tristeza, pena… fuesen ingredientes, llamémosle fruta, y a esta “fruta” se le añadiesen conocimientos previos, llamémosle leche. Fresas y leche acaban haciendo un batido que siempre trae al que lo prueba una percepción distinta e irrepetible. Es una actividad placentera. Todo escritor se mueve en una cuerda floja cual equilibrista entre la egolatría y el masoquismo. Durante el proceso de escritura se crean nuevas conexiones en nuestro cerebro que interactúan entre sí como una corriente eléctrica que rebota cual pelota de pin pon. Estas conexiones activan las neuronas que desarrollan la creatividad, potencian la resolución de conflictos, mejoran la fluidez tanto oral como escrita, mejora el raciocinio y reduce la ansiedad.

“Que otros se jacten de las páginas que han escrito; a mi me enorgullecen las que he leído”. — Jorge Luis Borges

Leer literatura es una afición que se va perdiendo con los años. Datos reveladores del informe de lectura de 2016 nos transmite que solo el 40% de la población se podría considerar lector – teniendo en cuenta que es considerado lector a aquel que lee al menos un libro al mes- bajo esta premisa podemos caer en el error de considerar a España un país de analfabetos, pero el último Informe de la Lectura 2017 deja un halo de esperanza para los libreros y las bibliotecas en España. Solo el 37,8% no habían leído ningún libro, en su mayoría, por falta de interés. Es notable que cada vez menos españoles ponen un pie en una librería o en una biblioteca y, aunque hay lectores voraces, las cifras no son muy favorables. Esto se debe a que leer literatura no es una afición resolutiva, no está de moda, está más de moda que antes cuando no existían ni blogger ni booktuber pero sigue sin marcar tendencia. Es una actividad solitaria, ahí radica el problema. En este mundo de si no compartes lo que haces no lo has hecho, leer se considera tiempo perdido. Error de novato, pues leer literatura tiene incluso más beneficios que escribir ya que al leer nos abstraemos de nuestros problemas, nos ayuda a conocernos y a ser más conscientes de nosotros como individuo, nos proporciona un espacio de “soledad”, desarrolla nuestra personalidad al hacernos más empáticos – mejor capacidad de entender y ponerse en el lugar del otro – y vernos reflejados en los personajes, ampliamos nuevos horizontes y puntos de vista, favorecemos la autocrítica, el razonamiento y la reflexión, nos ayuda a la resolución de conflictos, mejoramos nuestras área del lenguaje tanto oral como escrita, adquirimos conocimiento, fomentamos la concentración, nos hace autodidactas y además, estimula que se produzcan numerosas conexiones en nuestro cerebro.

En definitiva leer literatura sirve para el desarrollo íntegro de la persona.

 

la-libreria-de-los-finales-felices-1024x768 
Escrito por: Maridelibro Administradora Mi nombre es Marí, aunque también soy conocida por mi seudónimo Maridelibro, la chica de las mil caras y portadas. Soy bastante friki, rara o como lo queráis llamar "especial". Me gusta viajar, conocer gente, la adrenalina, hacer deporte - kayak, barranquismo, puenting, yoga... -, ponerme a prueba - los retos me dan la vida - leer y escribir. Me considero muy fan de Johnny Depp y Angelina Jolie y por supuesto, adoro el séptimo arte y todo lo que esté relacionado con ello. ¡Me encanta el merchandising! Además, también me puedes encontrar tanto en la fería del libro, como en un congreso de videojuegos o en fin, en un salón del manga. Facebook / Twitter / Correo

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *