¿Qué leer? Fantastes

“Fantastes” comienza una mañana en la que su protagonista, Anodos, despierta y se encuentra con que su habitación se ha transformado. Una puerta se ha abierto en la pared y conduce a un mundo feérico en el que entabla relación con todo tipo de seres –estatuas que cobran vida, árboles que hablan, gigantes, quimeras monstruosas, caballeros andantes–, de los cuales su mayor enemigo es su propia y omnipresente sombra. Estamos ante una historia de desarrollo y transformación personal cuyo protagonista ha de atravesar un paisaje misterioso que simboliza el paso de su propia alma por el reino de la muerte.

 

 

 

 

 

Fantastes / Phantastes: A Faerie Romance for Men and Women  / George Macdonald / Atalanta / 271 / 1858 / Bien / Comprar: 22,80 €

 

George MacDonald (1824-1905) está considerado, junto a su amigo Lewis Carroll, como el más importante escritor de fairy tales de la época victoriana. Influido por Novalis, sus relatos y novelas combinan un antiguo trasfondo místico, salpicado de juegos modernos, muy cercanos a los de Carroll, con un espíritu experimental e innovador que revolucionó el cuento feérico y tuvo una notable influencia en grandes escritores ingleses del siglo XX como G. K. Chesterton, C. S. Lewis, J. R. R. Tolkien y Charles Williams.

 

 

  1. Fantastes.

  • La princesa perdida.
  • Más allá del viento del norte.

`Fantastes`. Si existe una novela que necesite más de una relectura debido a sus complejos entramados argumentos hilados de sinuosos y oníricos espejismo de realidades es Fantastes. Escrita en 1858 presenta un tinglado que recuerda al esquema clásico de todo cuento de hadas, el cual nos invita a recorrer un camino con el que alcanzar la madurez.

“Es inútil tratar de explicarse nada en el País de las Hadas y quienes se adentran en él aprenden enseguida a desechar la sola idea de hacerlo y aceptan todo tal como se presenta, así como un niño que, al hallarse en un estado de asombro crónico, no se sorprende de nada”.

Fantastes cuenta la historia de un joven llamado Anodos que tras despertar encuentra en la pared de su habitación una puerta que conduce a un mundo feérico que le invita a conocer todo tipo de seres: árboles que hablan, gigantes, caballeros de oxidada armadura, estatuas que cobran vida…

En lo que respecta a los personajes, tenemos a Anodos quien tras adentrarse en un mundo de bifurcaciones zigzagueantes nos hará participe de una realidad que recuerda a un sueño donde habitan todo tipo de criaturas oníricas.

En lo que respecta a la narración destaca un uso excesivo de ornamentos floridos. Siendo su fuerte la fantasía, en particular la que oscila entre la alegoría y la mitopoiesis, es decir, el arte de crear mitos. Por otra parte, la lectura se ve salpicada de canciones, citas y versos rítmicos poéticos.

“Aunque no ama a ningún hombre, anhela que todos los hombres la amen a ella, y cuando conquista a uno, el deseo de embrujarlo y enamorarlo (aunque tampoco para que la ame, sino para recordarse lo hermosa que es, a través de la admiración de éste) la convierte en encantadora, aunque sea una belleza autodestructiva, que la consume por dentro, hasta que la decadencia se manifiesta en el rostro y el torso, y entonces la hermosa máscara hueca se hace añicos y ella se desvanece para siempre”.

La novela transmite una serie de valores y enseñanzas como las lágrimas son la única cura del llanto; Quien quiere ser u héroe apenas será un hombre, mientras que quien sólo quiere dedicarse a su tarea no tendrá ninguna duda sobre su hombría…

Contexto: 4/5 Escritura: 3/5 Personajes: 4/5 Portada: 3/5

Conclusión: Fantastes, una novela que exige para su total comprensión más de una lectura.

Lo mejor: La imaginación desbordante del autor.

Lo peor: Su entramado argumento hace que el lector se pierda ante la cantidad de realidades que presenta el Reino de las Hadas.

Le encantara: A los fans de Alicia en el País de las Maravillas.

 

la-libreria-de-los-finales-felices-1024x768 
Escrito por: Maridelibro Administradora Mi nombre es Marí, aunque también soy conocida por mi seudónimo Maridelibro, la chica de las mil caras y portadas. Soy bastante friki, rara o como lo queráis llamar "especial". Me gusta viajar, conocer gente, la adrenalina, hacer deporte - kayak, barranquismo, puenting, yoga... -, ponerme a prueba - los retos me dan la vida - leer y escribir. Me considero muy fan de Johnny Depp y Angelina Jolie y por supuesto, adoro el séptimo arte y todo lo que esté relacionado con ello. ¡Me encanta el merchandising! Además, también me puedes encontrar tanto en la fería del libro, como en un congreso de videojuegos o en fin, en un salón del manga. Facebook / Twitter / Correo

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Paola dice:

    ¡Buenas!

    La verdad que no sé, no termina de convencerme ni llamarme del todo como para animarme a leerlo. No obstante, está bien conocer su existencia y, quién sabe, lo mismo algún día me da por probarlo.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *